Junio mes del Orgullo LGBTQ…..

En todo el mundo, el orgullo LGBT a menudo se celebra con fiestas, desfiles, diversión y festividades. La comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y sus aliados se unen para apoyar la igualdad, la libertad y el movimiento por los derechos civiles. Hoy en día, los eventos de orgullo son en gran parte divertidos, coloridos y recreativos, pero lo que algunos no saben es que la primera manifestación de orgullo LGBT se inspiró en una revuelta contra la discriminación. Fue un avance en la lucha por la liberación y el trato justo.

En 1969, en Greenwich Village de Nueva York, la policía allanó un bar gay, hostigando y arrestando a muchos de los clientes del bar, simplemente por ser clientes. Ser abiertamente gay estaba prohibido en muchos lugares como la ciudad de Nueva York. Estas redadas fueron comunes, pero en esta noche en particular, la multitud se defendió, dando lugar a una intensa y violenta lucha entre la policía y el público. La confrontación, conocida como los disturbios de Stonewall, duró días, lo que llevó a la formación de colectivos y organizaciones unidas en la lucha por su derecho a simplemente existir en espacios públicos sin ser perseguidos o atacados.

Esta lucha ha existido y continúa existiendo en muchos sistemas, instituciones y entornos, incluido el ejército de los Estados Unidos. Después de años de silencio forzado y ocultamiento, los miembros del servicio LGBT finalmente pueden servir abiertamente, gracias a la derogación de la política “No preguntes, no digas” en 2011. El cambio de política fue un paso adelante en la creación de un seguro y un entorno de apoyo para que todos los miembros del servicio sean auténticos a medida que trabajan hacia su misión.

Algunos han cuestionado la necesidad o el propósito de la derogación, lo que sugiere que la orientación sexual o la vida romántica de una persona pueden no ser importantes o apropiadas para compartir en el lugar de trabajo en cualquier caso. Este argumento sería válido si la política DADT se aplicara a todos los miembros de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, pero solo afectó directamente a los miembros LGBT, lo que implica un sentido de desviación o “otredad” para los miembros de esa comunidad. Además, asoció las identidades LGBT con vergüenza, secreto y deshonra, lo que obligó a estos hombres y mujeres de servicio a mantener partes de sí mismas invisibles y no reconocidas.

Estos tipos de prácticas pueden ser muy perjudiciales, ya que influyen en el estigma, la homofobia y el odio a sí mismos internalizados y diversos problemas de salud mental. Si bien las cosas están cambiando, a medida que se han implementado nuevas políticas y prácticas para revertir y reducir el daño causado a las comunidades LGBT por acciones discriminatorias anteriores, aún quedan esfuerzos considerables para alentar el respeto y el orgullo por todas las identidades.

A menudo, las normas y expectativas sociales nublan nuestras ideas de qué género, expresión de género y sexualidad deben ser, disminuyendo nuestra capacidad de ver qué es realmente y conduciendo a menudo a suposiciones groseras e insolencia. Por ejemplo, algunas personas quieren o esperan que todos los hombres sean masculinos. Algunos quieren que las mujeres sean dulces y sumisas. Algunos quieren que el cónyuge de una persona casada sea del sexo opuesto. Y algunos quieren que los jóvenes solo jueguen con camiones y figuras de acción. En realidad, hay tantas variaciones entre la expresión de género y la orientación sexual que es imposible encajonar estas identidades en nuestras propias limitaciones estrechas de lo que alguien debe hacer o debe hacer. Algunas mujeres son más duras que dulces. Algunos chicos jóvenes prefieren el color rosa y las flores. Y algunos hombres están casados ​​con hombres.

El punto es que hay espectros o continuos de género, expresión y sexualidad en los que todos caemos en algún lugar, no hay una “talla única”. Además, nadie debe ser rechazado o discriminado porque no caen en el espectro donde alguien más piensa que debería.

Todos merecemos el espacio para ser nosotros mismos, ser vistos y celebrados. El mundo nos proporciona suficiente espacio, y esperamos que nuestras mentes también lo hagan, para que todas las identidades se desarrollen y existan sin consecuencias ni temores. Nuestras diferencias son todas hermosas y dignas de amor. También nos unimos a través de estas diferencias, ya que nos permiten aprender unos de otros, construir juntos y crear experiencias compartidas juntos.

El comité de orgullo LGBT de este año anima a todos a “Sé tú. Sé orgulloso”, al mismo tiempo que animamos y apoyamos a tus compañeros aviadores, amigos y familiares para que hagan lo mismo. La libertad de existir plena y auténticamente es un derecho humano básico que todos debemos practicar por nosotros mismos y defender por quienes nos rodean. Esperamos que todos, todas las edades, orientaciones sexuales, géneros, culturas y otros orígenes, se unan a nosotros para practicar el amor propio, la aceptación y la libertad, mientras se celebran con orgullo y unidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *